55 5072 9352
55 5271 8687
Contacto

Cambiar los pensamientos, para cambiar la experiencia de vida (primera parte)

Joe Dispenza

Una manera sencilla de ver qué relación existe entre nuestro cuerpo y nuestros pensamientos, es observar lo que sucede con el estrés. Tenemos dos sistemas de protección en nuestro cuerpo: el sistema de protección externo, que nos defiende de lo que sucede en nuestro entorno, y el sistema interno, que revisa lo que está pasando en el interior de nuestro organismo.

Si veo a un tigre y si veo a un antiguo jefe, con quien tuve una relación de conflicto, voy a responder de la misma manera; voy a tener la reacción de luchar o correr, pero cuando no puedo pelear, porque no está aceptado socialmente, y no puedo correr, porque… ¿hacia dónde me voy? Entonces los químicos que produce el organismo comienzan a operar en nuestro cuerpo y no hacemos nada con ellos.

Cuando encendemos la respuesta al estrés y no podemos apagarlo, la persona va encaminada a la enfermedad, porque el cuerpo no va a lograr soportar un desequilibrio tanto tiempo. Entonces sucede lo que llamamos ansiedad o desórdenes obsesivos compulsivos, insomnio, depresión… Todas las enfermedades de adultos, están creadas por los químicos del estrés, y la redundancia de esos químicos y se activa el malestar, que de manera natural, muestra que hay algo que resolver.

Si estamos movilizando toda nuestra energía para el sistema de protección externo, no hay energía para el sistema de protección interno, no hay energía para los proyectos de creación a largo plazo, no hay energía para las reparaciones, el crecimiento y la regeneración. Entonces, si dos células cancerígenas se juntan, toda la energía se está movilizando para el sistema de protección externo, por lo que no hay seguridad interna: se juntan estas dos células de cáncer y crecen, porque nadie las revisa, porque nuestras tropas están siendo enviadas para otro lado. Es como si supiéramos que viene un huracán, ¿quién pensaría en remodelar su cocina? Eso es exactamente lo que pasa en el cuerpo. No hay energía para la reparación, no hay energía para proyectos de construcción a largo plazo, y el sistema de protección interno, el sistema inmunológico, comienza a verse afectado.

Entonces, ¿los pensamientos pueden también sanarnos?

Si nuestros pensamientos pueden enfermar al cuerpo ¿no pueden acaso sanarnos también? ¿Podemos crear un nuevo sistema de pensamiento?

Cuando vivimos un estado emocional, siempre va a haber una brecha entre la forma en que se ven las cosas y la forma en que realmente son. Esos químicos de supervivencia son los que nos llevan a estados emocionales disfuncionales.

Podemos cambiar la forma en que funciona nuestra mente, al interrumpir los programas normales de cómo pensamos y sentimos. Al principio, parece muy difícil, porque no sabemos cuán adictos estamos a ciertas formas de pensamiento que llevan a estados emocionales improductivos. Al hacer que nuestros patrones mentales funcionen de manera diferente, estamos creando una mente nueva, y así comenzamos a cambiar nuestro estado mental.

¿Qué es lo que ustedes practican mentalmente todos los días? ¿Qué es lo que usted demuestra físicamente todos los días? Porque lo que practicamos mentalmente, lo que pensamos mentalmente todo el día, y lo que actuamos o demostramos físicamente todos los días, representa quiénes somos del punto de vista neurológico.

Ahora es el momento

Abraham-Hicks-y-las-3-leyes-para-la-manifestacion-de-nuestros-deseosLa física cuántica dice que el ambiente es una extensión de nuestra mente, entonces si realmente cambiamos nuestra mente, ¿no debería aparecer algo totalmente distinto en nuestro mundo?

Algunas personas toman decisiones así: “mañana empiezo”. Existe la intención, pero el cuerpo no recibe la señal. Cuando nos decidimos y decimos “basta, suficiente”, ésa es la primera vez que el cuerpo recibe una señal. Cuando lo hacemos, cuando verdaderamente cambiamos la mente, no es sólo de la mente, es el ser.

Entonces, se requiere llegar de una manera que sea mayor o superior a nuestro entendimiento, que produzca un nuevo sentimiento de entusiasmo, que no deje duda alguna de que ha venido de ti, para que sea cada vez más fácil aceptar que tú eres el creador de tu propio destino.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Contacto
×

Powered by WhatsApp Chat

×