55 5072 9352
Contacto
r7e

El Origen Psicológico de las Tensiones Musculares María Esther Pelayo

La terapia Psicocorporal en una tendencia psicoterapéutica, en la que se busca la salud psicológica, en equilibrio con el cuerpo . Lo que somos lo expresamos en y con nuestro cuerpo; nuestra salud física depende de nuestro bienestar emocional. Las tensiones en nuestro cuerpo, así como la multiplicidad de procedimientos orgánicos son el aspecto físico de conflictos emocionales no resueltos. La bioenergética es una técnica, entre otras con la que trabaja el terapeuta psicocorporal para atender, movilizar y liberar las tensiones estructuradas por la persona en su cuerpo, para mantener ciertas actitudes para detener, para retener la expresión emocional y no sentir.
Muchas personas se quejan de jaquecas, tensiones y rigidez general en su cuerpo. Gran parte de esas tensiones, nosotros las hemos constituido consciente o inconscientemente. En la terapia psicocorporal hemos descubierto que lo que a la mayoría de la gente tensa, es la necesidad de sostener un modo de ser o una actitud a toda costa.
Las más de las veces, con el fin de defenderse, protegerse y presentarse a los demás como es “deseable” aunque ello vaya en contra de sí mismos. Además, en su forma de ver la vida, muchas veces han desaprobado la expresión de determinadas emociones como la ira, el miedo o la tristeza, o de sensaciones como la de desamparo o el deseo sexual.
Ahora bien, reprimir una emoción no es solo una cuestión mental, es por medio de nuestra musculatura que podemos “controlarnos”, “agarrar” nuestra sensación o nuestra emoción con nuestros músculos y así evitar desahogarla.
En numerosas ocasiones nos “tragamos” lo que en verdad sentimos por miedo a expresarnos y a asumir las consecuencias, porque no conviene a la imagen que queremos dar. Pero el costo es muy alto, pues si estas acciones se vuelven muy frecuentes, las tensiones necesarias para lograrlo se vuelven crónicas y padecemos las consecuencias más tarde. Nuestro cuerpo esta adolorido la mayor parte del tiempo, “como si se nos hubiera caído el mundo encima”.
La acumulación de tensiones, nos torna rígidos y las emociones contenidas son siempre una bomba a punto de estallar o una carga que alimente a otros estados como la ansiedad, la depresión o la angustia. En esas circunstancias la persona está más propensa a enfermarse, pues debilita su cuerpo y dificulta la purificación de toxinas que continuamente realiza la sangre en nuestros tejidos por estar tensos, facilitando el cultivo de enfermedades de origen bacterial o viral.
Si una persona decide no entregarse a sus sentimientos, cuando ya los ha generado dentro de sí, la única manera para lograr no expresarlos es tensando la musculatura e inhibiendo la respiración. Ahora bien, esto tiene otras consecuencias. Toda emoción genera una química pues, como ya dijimos, somos seres corporales; sentir una emoción o un sentimiento es algo complejo que implica el desencadenamiento de procesos psíquicos como de procesos fisiológicos. El miedo, por ejemplo, implica una contracción de la musculatura a causa de la secreción de adrenalina, con el fin de prepararnos para huir. También hay un factor psicológico que guía la interpretación de un fenómeno, de una acción o de una persona como algo temible, peligroso, amenazador. La represión de una emoción como esta, no sólo deja los músculos tensos, sino la adrenalina, no utilizada, circulando en nuestro cuerpo. Si este tipo de represión se vuelve recurrente, la tensión se vuelve crónica y la adrenalina afecta órganos o necesita descargarse en pequeñas explosiones de ansiedad, de agresividad u otras, dependiendo de la persona, dado que no alcanza a metabolizarse cuando ya se secreto más.

¿Qué es y cómo nos ayuda la práctica de la Bioenergética?
La Bioenergética, permite a sus practicantes, sentir sus tensiones, reconocer en qué zonas se localizan, cómo afectan otras partes del cuerpo; cómo alteran la postura, el caminar, la soltura y el asentamiento en el piso. A partir de una práctica frecuente, se comienzan a aliviar las tensiones, sobre todo cuando se contacta con las emociones reprimidas y se analizan dentro de un espacio psicoterapéutico. También en este espacio, se aprende cómo expresar nuestras emociones en nuestra vida cotidiana, con sus debidos límites. Esto es de gran importancia, ya que no podemos dar rienda suelta a nuestros impulsos, cuando son destructivos o no respetan la integridad de los demás o de nosotros mismos.
La Bioenergética, cuyo principal creador es el Dr. Alexander Lowen, es el estudio de los procesos energéticos del cuerpo y su relación con la personalidad. Estos procesos determinan el estado de viveza del cuerpo, la cual, como ya mencionamos, se ve menguada con las tensiones no resueltas.
Las tensiones nunca son de músculos aislados, sino que corresponden al conjunto de músculos asociados, para lograr un movimiento. De tal manera que lo que se inhibe es una acción, la cual implica pensamientos, sentimientos, movimientos y la puesta en marcha de toda una fisiología para llevar a cabo esa acción.
En resumen, toda tensión tiene como función impedir un movimiento y la expresión de una emoción, aquello que no queremos hacer y que no podemos mostrar.
Determinadas tensiones conforman un tipo de carácter.
Los grupos de tensiones crónicas que determinan una conformación corporal, una actitud emocional y una forma de pensar típicas, estructuran una forma de carácter o coraza caracterológica.
Literalmente, nos hacemos una armadura muscular para actuar, para relacionarnos y para sostener una imagen ante los demás. Hay distintos tipos de carácter dependiendo de los músculos que tenemos tensos o flácidos, que expresan una determinada forma de ser, de pensar, de actuar y de sentir. Todo terapeuta corporal que trabaja con la bioenergética se basa en esta caracterología para diseñar los distintos ejercicios, que requieren las personas que quieren iniciar un proceso psicoterapéutico.

¿Cómo son los ejercicios bioenergeticos?
La bioenergética consiste en una serie de posiciones del cuerpo que someten a mayor tensión aquellos músculos tensos hasta que se vence la coraza caracterológica, es decir, entra en crisis el musculo con la actitud que se quiso sostener, se relaja, y comienza a vibrar. La vibración es un signo de salud en nuestro cuerpo, un cuerpo sano vibra. Desde luego al liberar de tensión a nuestro músculo, sucede aquello que impedíamos al tensarlo. Además de estas posiciones, se trabaja con presión controlada de los músculos, ejercicios respiratorios, ejercicios expresivos y masajes terapéuticos, estos últimos posibilitan el contacto con nuestro cuerpo, contactar nuestras sensaciones y sentimientos y ayuda a desbloquear las corazas corporales, que como ya se dijo, son el reflejo de una forma de vida. La presión continuada o un toque suave de un musculo tenso, puede producir también la descarga emocional. Los ejercicios respiratorios se hacen, con el fin de regular la respiración que se ha inhibido, para evitar expresar una emoción. Cada persona tiene diferentes tensiones de la caja torácica y del diafragma partes involucradas en la respiración que es necesario relajar, para respirar profundamente. Los ejercicios respiratorios por sí mismos, pueden provocar una descarga emocional, porque respirar moviliza casi todo nuestro cuerpo. Los ejercicios expresivos se hacen con el fin de ayudar a la persona a expresar sus sentimientos, a reconocerlos y a dejarse ir con ello; ahora bien, no sólo se busca el desahogo, sino el fomentar el contacto con nuestro cuerpo, con nuestras emociones y aprender a expresarlas en su contexto adecuado, sin daño a nosotros mismos ni a los demás.

 

Miomas uterinos. Yolanda Castillo Terapeuta holística

Miomas uterinos. Heridas emocionales de una mujer desvalorizada.

El Universo bendice a la mujer con el don de dar la vida a través de uno de los órganos más sagrados: el útero, que desde el plano espiritual y energético recibe el nombre de «vida». En el útero poseemos un importante centro de captación de energía femenina que contiene vida, es vida y genera vida, por eso su nombre no podría ser más adecuado. Es uno de los órganos más importante para la mujer en todos los planos y por ello, también es uno de los más delicados física, emocional, psicológica, energética y espiritualmente, porque en él se manifiestan todas nuestras actitudes equilibradas y desequilibradas como mujer. Con el término «mujer» me refiero al desdoblamiento de la palabra en todos los papeles como hembra mamífera: hija, madre, amante, esposa, etc.
Por ser un órgano tan delicado, la mayoría de las mujeres realizamos todos los cuidados médicos posibles para asegurarnos que todo funciona con normalidad, pero en muchos de los casos, en una de esas revisiones médicas aparecen problemas o señales de alarma que nuestro cuerpo nos está enviando, como los miomas uterinos. Surgiendo un abanico de sentimientos negativos como miedo, inseguridad, incertidumbre y preguntas sin respuestas; entre ellas ¿estaré teniendo todos los cuidados necesarios? ¿Qué he hecho mal para que me aparezca un mioma? La cuestión es que esas no son las preguntas adecuadas para comprender que ha sucedido en nuestro cuerpo para generar un mioma. En realidad, ¿las mujeres cuidamos adecuadamente del útero? ¿Tenemos noción de la importancia que el útero tiene en nuestra vida? ¿Por qué no todas las mujeres sufren este tipo de anomalías en su útero?
En muchos casos la mujer se olvida que el cuerpo humano está formado por energía que compone la materia que nos forma. Materia que tiene una alta composición de agua, que a su vez está relacionada con las emociones. Son estas emociones que nutren y alimentan las células de cada órgano de nuestro cuerpo de forma negativa o positiva. Por eso, el útero no solamente necesita cuidados médicos, sino también emocionales y energéticos, puesto que los sentimientos negativos dañan su energía, estructura celular y en última instancia degeneran la materia, provocando alteraciones en su masa: miomas.
Miomas-uterinos La energía del útero debe estar equilibrada, ya que contiene un centro de energía importante que se desequilibra con facilidad con nuestras actitudes, miedos, inseguridades y recelos. Este centro está conectado a la energía de la diosa que crea y sustenta vida en todos los planos, la energía de la feminidad y de la madre. Esta energía no solo se manifiesta en nuestras capacidades como mujeres mamíferas sino también de crear proyectos, sueños u objetivos de vida; en la capacidad de fertilizar una semilla que con amor, dedicación y empeño dará su fruto.
¿Qué sucede cuando esa semilla no tiene el alimento adecuado? En muchos de los casos surgen los miomas. El alimento perjudicial para el útero son sentimientos que desvalorizan la energía femenina de creación, maternidad y fertilidad. Clínicamente, sabemos que los miomas son formaciones nodulares que se desarrollan en la pared muscular del útero a partir de una única célula muscular que contiene en su código genético una tendencia para crecer que se transformará en un mioma o tumor benigno.
Dependiendo de su localización reciben diferentes nombres, pero en este caso no es su connotación científica lo que nos importa, ni sus diversos nombres sino ¿Qué provoca la aparición de los miomas? ¿Por qué esa célula inicial tiene tendencia a crecer? Médicamente, no saben exactamente cual es la razón por la que aparecen, solo hablan de edades, razas, cuestiones genéticas hereditarias, pero nada en concreto. En cambio, desde la medicina psicosomática y energética es muy simple comprenderlo.
El desarrollo desmesurado de esa primera célula muscular está provocado por un patrón de pensamiento negativo, prolongado durante un largo periodo de tiempo, en muchos casos, incluso hereditario. Pero atención, no es hereditario el mioma, sino el patrón de pensamiento que lleva a que este aparezca.
Existen dos sentimientos principales, que generan el cuadro de aparición de este tumor benigno: desvalorización como mujer y abuso, que se reflejan en todas sus facetas como mujer mamífera. Si la mujer ha vivido en un ambiente en el que su madre, abuela, hermanas, tías o incluso amigas cercanas no tienen una autoestima elevada, la mujer resuena con lo que ha convivido, se alimenta de ello, por eso, posee un porcentaje elevado de posibilidades de heredar un cuadro emocional negativo similar al de las mujeres de su entorno. En este caso un cuadro con dos trazos principales muy agudizados como lo son el sentimiento de desvalorización y abuso, ya que en muchos casos la mujer no tiene noción consciente de que los padece, pero son una pequeña semilla negativa que se ha enraizado en su útero y que alimentan poco a poco un mioma, que también podríamos decir que es un grito desesperado de su útero pidiéndole que cure su feminidad, su energía y capacidades mamíferas, así como el centro energético que genera vida, el propio útero.
Se estima que entre un 40 y 80% de las mujeres en edad reproductiva son portadoras de miomas, afectando sobre todo entre un 20 y un 40% de las mujeres mayores de 30 años. En cambio, son muy raros los casos de miomas antes de la pubertad y después de la menopausia (si existen miomas en esta nueva fase de la mujer, son aquellos que ya portaba, nunca aparecen nuevos). ¿Por qué si están originados por un patrón de pensamiento negativo surgen entre estas edades?
Durante la infancia e inicio de la adolescencia, las niñas alimentan un enorme deseo de crecer, ser mujeres adultas como sus madres para tener una vida libre y formar su propia familia. Por ello observan e imitan actitudes, intentando engañar al tiempo y crecer más rápido; en esta fase de sus vidas, en la mayoría de los casos no existe la presión o preocupación de agradar a alguien, de «estar a la altura», solo de crecer y convertirse en una mujer plena.
Pero el tiempo pasa y llega ese momento, en el cual se da un salto de conciencia y en muchos de los casos surgen las presiones e inseguridades, algunas en el núcleo íntimo o familiar, pero también social. Ya que existe un inconsciente social colectivo femenino en el cual está «estipulado» que la mujer entre los 20 y 35 años, debe casarse, formar familia y tomar las riendas del matriarcado, pero ¿qué sucede cuando las prioridades de la mujer o sus propios ciclos femeninos no acompañan el prototipo que el mundo ha establecido para ella?
Lentamente la mujer empieza a sentirse diferente, inferior y desvalorizada, porque el papel principal que la sociedad ha creado para ella como mujer «madre –ama de casa– matriarca de una familia» no están siendo cumplidos. Ahí inicia la semilla para un mioma, que no es más que la manifestación de un conjunto de sentimientos negativos que hieren su centro femenino, el centro que generará la vida de un bebé, preparando así un terreno para recibir un mioma que de forma inconsciente ocupa el mismo lugar que un bebé.
Este mioma es el refugio de todos sus sentimientos de desvalorización como mujer, es su nuevo hogar. Resentimiento, miedo, culpa, tristeza, abuso, etc., forman una masa de desvalorización que en su edad fértil se instala en su útero, porque la mujer se siente incapaz de generar o dar vida. En este caso no está relacionado únicamente con engendrar una nueva vida, sino con dar vida y crear aquello que siempre ha querido. De la mano de la desvalorización vienen la sumisión y el abuso, pues, ya que ella no consigue generar nada, deja que su pareja o personas de su ámbito familiar o laborar abusen psico-emocionalmente de ella, siendo la mujer sumisa a su propia desvalorización.
Toda mujer tiene instinto de creación durante la edad fértil, por eso, cuando la mujer entra en una fase menopáusica también cambia su ciclo energético, es momento de seguir recogiendo los frutos de todo aquello que ha sembrado a lo largo de su vida. El mioma es la semilla no el fruto, por eso, difícilmente aparecen en esta nueva etapa de sus vidas.
La mayoría de las mujeres no conocen su propio cuerpo, mucho menos un órgano tan delicado como el útero, que contiene toda su esencia. A través del centro energético del útero, la mujer co-crea, genera vida o destruye su propia vida con la desvalorización de sus capacidades y cualidades como mujer.
Además, es importante acrecentar que muchas mujeres no inician su vida sexual como desearían. Pierden la virginidad por el sentimiento de sumisión al miedo de perder a su pareja, a la que creen que aman incondicionalmente. Pero se olvidan que el amor es libre e incondicional, por lo tanto, no tendría que estar condicionado por miedo a ser rechazada o juzgada por seguir el ritmo marcado por su feminidad y ritmos biológicos, no por un cuadro de sentimientos negativos. Por ello, muchas veces las mujeres se aventuran a tener relaciones sexuales cuando no se sienten preparadas, creando un trauma y patrón energético de desvalorización y sumisión, que aumenta un terreno uterino fértil para generar un mioma.
En muchos casos los miomas son asintomáticos, sobre todo en aquellos casos en los que la mujer no quiere sentir, ni el placer ni las heridas emocionales que han provocado el mioma. En estos casos, suele aumentar su tamaño (al igual que sus sentimientos negativos), pero no las señales de que el mioma es residente en su útero. Pero en otros caso, los miomas provocan un cuadro de síntomas notables como: periodos menstruales dolorosos y prolongados, sangrados entre los periodos, necesidad de orinar con frecuencia, calambres pélvicos, sensación de presión en la parte baja del abdomen o dolor durante las relaciones sexuales, son algunos de los síntomas más frecuentes que surgen en las mujeres con los traumas más intensos y presentes en su día a día, mujeres muy sensibles y sensitivas, a las que su cuerpo le da señales del dolor que le provocan sus heridas emocionales y le indican que el mioma es sinónimo de necesidad de curar su feminidad.
Estas situaciones son muy comunes en la actualidad ya que la mujer todavía vive sobre una gran presión de la sociedad y del hombre, que en la mayoría de los casos espera que una mujer sea una «súper mujer» encargada de ser esposa, amante, madre, hija, ama de casa y muchas otras connotaciones dependiendo de la cultura y educación. De forma inconsciente, muchas de ellas, quedan estancadas en un patrón de desvalorización, sumisión y pérdida de su verdadera identidad femenina. Identidad que alimenta y equilibra el centro energético de su útero.
El útero y todas sus cualidades femeninas de creación, debe ser cuidado como un órgano de vital importancia para todas las hembras del planeta.

Una enfermedad es un aviso, una llamada de atención que muestra de una manera contundente, que hay algo que es importante resolver a nivel mental – emocional.

 

Abrazar a mi Sombra. Reyna Amaya

¡Si la separación no existe… tú tampoco eres un ser dividido, la unicidad es en ti! De regreso a la conciencia de tu esencia real, desde la consciencia, la responsabilidad y el amor.

Paso: El “ego” como un identificador, que te muestra dónde estás, para que tú elijas dónde quieres estar

Paso 2: Abrazar a la sombra, darte cuenta de que, en realidad, el ego no existe, es un pensamiento que está en tu mente y eres TÚ quien piensa a los pensamientos…

Paso 3: Una sola mente, la mente que manifiesta tu esencia divina,

 Cambiar el concepto Ser humano, a SERHUMANO; un Ser Espiritual viviendo una experiencia física en total felicidad, libertad, amor, bienestar, armonía y paz, desde la unicidad, la conciencia y la responsabilidad.

                   

La lucha interior, sólo conduce a más de lo mismo…. malestar continuado.

No puedo continuar luchando contra mi lado oscuro, mi ego o mi sombra – como se le quiera llamar – Me conviene aceptar que, desde la parte humana, parezco ser un Ser dividido. La realidad es otra, soy un Ser unificado viviendo una experiencia humana, soy un serhumano. “Abrazar a mi sombra”, quiere decir, dejar de juzgarme y condenarme por lo que pienso, siento o hago y, simplemente, desde ese “darme cuenta”, elegir de nuevo; significa dejar de pensar que yo “debería” ser siempre amorosa y amable, inteligente y acertada… Estoy aquí para recordar, a partir del aprendizaje, quien soy, por lo que todo es parte de mi proceso, a mi propio ritmo. Voy junto contigo que eres yo, en una misma dirección; aunque a veces no lo parezca. Entender no significa justificar, a partir de lo que descubro, desde mi responsabilidad, en conciencia y amor, me conviene elegir: ¿AHORA QUÉ?

Abrazar a mi sombra, es la capacidad de vivir en bienestar y armonía, en esta experiencia de vida; saber que no soy un cuerpo y, al mismo tiempo, respetarlo como el vehículo que me permite dirigirme al lugar en el que deseo estar, desde la conciencia, la responsabilidad y el amor.

Reflexión Crecimiento Interior

La Paz Interior sobrepasa cualquier entendimiento… (Jesús, Nuevo Testamento). La Paz Interior, al igual que el Amor, la Felicidad, la Libertad, son atributos naturales del Ser; son parte de un estado interior, que nada tiene que ver con lo que se tiene o no, nada tienen que ver con el “mundo exterior”. Las distracciones “del mundo”, ese mundo que fabrica la mente y traduce en pensamientos constantes, que opacan, cubren, ocultan, lo que siempre es y está… El trabajo de vida, por lo tanto, se convierte en desarrollar la habilidad de parar los pensamientos que pienso/piensas (aunque a veces pareciera que son

De la Auto-Estima al Egoísmo – Jorge Bucay

Muchas personas invocan cotidianamente la autoestima pero, ¿qué significa realmente autoestimarse? No necesariamente las mismas cuestiones que son útiles para algunos lo son para todos. Entre el Yo ideal y el Yo real en ocasiones media una gran distancia. ¿Merece la pena recorrerla? Egoísta, ególatra, egocéntrico ¿son sinónimos? ¿Tener miedo es estar asustado, ser fóbico o algo diferente? Si no siento culpa, ¿soy una persona irresponsable? Todas estas preguntas están a la orden del día para muchos de nosotros. Recorrer el camino que va ‘ de la autoestima al egoísmo’ con Jorge Bucay es una grata manera de encontrar respuestas. Este libro es una invitación a dialogar con el autor que, como siempre, nos brinda la oportunidad de conocer estimulantes relatos de todas las culturas y aprender de sus palabras, tan cálidas como sabias.

El amor en Occidente, entre el sufrimiento y la alegría

Temas de Coaching Ontológico
“No te necesito, te prefiero”. Walter Risso

A diferencia de las culturas orientales, que concibieron el amor como un arte, es decir como una practica que se perfecciona y se aprende, Occidente vinculo el amor con el sufrimiento, hasta el extremo de considerarlo un padecimiento natural, casi  virtuoso, y de aceptar el dolor como prueba inexorable de la intensidad del sentimiento.

¿Por qué la cultura nuestra anudó el amor al sufrimiento?

“En la historia de la cultura de Occidente encontramos dos tipos de concepciones sobre el amor” aquellas que lo asocian con la carencia y el sufrimiento, como Platón, que identificó el amor con el deseo y el deseo con la ausencia de todo aquello que no tenemos, y aquellas que lo relacionan con la alegría y con la afirmación de la vida, como son Spinoza, Aristóteles y Ovidio.

Pero las que más predicamento han tenido,  son las que entienden el amor como una enfermedad, como una forma de locura, que vincula el Eros con la pasión y el enamoramiento; y que presupone la completa pasividad del amante; una concepción que todavía está muy arraigada: aquello de nada puedo hacer frente al amor.

¿Cuál es el origen?

De los mitos griegos deriva nuestra idea de flechazo, asociada al enamoramiento instantáneo e involuntario: no se ama a quien se elige, sino a quien nos ha sido asignado por Eros – Cupido para los latinos -, que, caprichosamente, nos lanza flechas. Por eso los griegos juzgan el amor como la quintaesencia de la irracionalidad; algo tan dulce como peligroso que ciega a sus víctimas. Séneca lo define como “una amistad llevada a la locura.

 ¿La búsqueda desesperada de la media naranja?

Claro, “las almas gemelas”, escindidas por la ira de Zeus. La imagen mítica de las dos mitades que desean volver a unirse, postula la incompletud de los seres humanos, que buscarían afanosamente a su otra mitad para resarcir esa carencia primitiva. De allí viene el mito de considerarse incompleto si no se está en pareja y la presunción de que sólo una persona está destinada a hacernos felices. Aunque el abrazo amoroso evoque la imagen de las dos mitades que se unen, no somos naranjas rebanadas por la mitad; no erramos en busca de una unidad originaria ni, mal que nos pese, existe nuestra “alma gemela”.

 En “El banquete”, Platón advierte que el amor es como un extenso mar, esparcido en todo el paisaje humano. “Creer que nuestro amado es la única persona que la encarna y la única que puede conmovernos,  nos reduce prácticamente a la esclavitud”, dice. Pero lo que quiero subrayar es que lo que existen,  más bien son personas distintas de nosotros a las que, eventualmente, podremos amar y,  la auténtica prueba de amor, se vincula con nuestra capacidad de conciliar las diferencias. Si entendemos el amor como pasión y enamoramiento (y la pasión tiene siempre fecha de vencimiento), la pareja tiene la vida útil de un electrodoméstico. No es extraño entonces que el zapping amoroso se convierta en el juego generalizado de la sociedad de consumo.

¿La quimera es pretender vivir enamorado?

Claro, hay que diferenciar el “amor pasión” o enamoramiento -un exquisito estado de efervescencia de corta duración, una semana; basado en la idealización del otro y en su ausencia, del “amor acción”, como lo describen Deleuze y André Comte-Sponville. Un amor de más largo alcance que implica amar al otro,  no porque se lo idealiza, sino porque se lo conoce y se goza de su presencia. Una relación para la que el paso del tiempo puede convertirse en un dato a favor y no en contra. Y para la que es posible sobrellevar los problemas que necesariamente alcanzan a toda relación duradera. Ovidio dice que el amor está en lo que se aprende y se perfecciona en la práctica.

 ¿El amor sucede o se construye?lelove

Desde un cierto punto de vista, ambas cosas. Pero es más lo que se construye. Ojo que no estoy declarando la omnipotencia de la racionalidad, pero creo que el hecho de que Occidente haya tomado la concepción griega, luego la cristiana, que tiene bastantes elementos como para anudar amor y sufrimiento (ya en la Edad Media y sobre todo a partir del romanticismo, con la novela, el sufrimiento por amor supone casi una virtud), es algo que sume en la infelicidad a muchísimas personas. Desde la visión del Coaching Ontológico,  creemos que hay un papel importante que puede jugar la razón,  con respecto a los sentimientos, que no son rechazables; son innatos, al ser humano, pero también construcciones, formas de responder o reaccionar,  que vamos adquiriendo a través de nuestro aprendizaje de vida.

¿Una de las sugerencias es,  cuestionar los propios ideales para modificar conductas?

Sí, en el caso de que a uno no le resulten operativos para la vida. Porque en Occidente nos hemos ido educando en el amor oyendo historias sumamente idealizadas: Romeo y Julieta, Madame Bovary, el Werther de Goethe, que como no se puede casar con Carlota se suicida. Lo que caracterizó a Occidente, es la concentración del interés en la etapa de la conquista, con una total despreocupación por lo que sucede después.

¿Qué filósofos, además de Ovidio, presentan al amor como un arte?

Erich Fromm

Erich Fromm

Erich Fromm, a quien no se le perdona haber escrito un best seller. El subraya la importancia del amor como donación (ágape para los griegos). Es muy necesario que hoy en día se subraye esta idea humanista del amor y que no se la entienda como la exigencia al otro de todo lo que yo deseo o de lo que carezco o del requisito de que el otro cumpla con todas mis expectativas. Aristóteles sostiene que el que ama, en realidad es más feliz que el que es amado, porque el amor permanece en uno. Mientras que si uno es amado, el amor está en el otro. Es bastante cierto, ¿o no? En parte. Pero yo prefiero a Spinoza, que es el que asocia el amor con la alegría. Por eso creo que una posible definición del amor es: “Amo a alguien cuando me alegro de su existencia”.

Conviene salir del ideal platónico, que cimentó las bases de la doctrina cristiana, y en el amplio predicamento que han tenido las concepciones equivocadas del amor, el germen de la desdicha de los seres humanos.

También,  conviene contemplar la idea de que,  el amor, es más que un sentimiento humano – lo cual lo haría muy frágil -. El Amor es un estado interior, un estado de conciencia, que ya viene integrado, como parte de la naturaleza esencial de cada Ser.

REFLEXIÓN DE LUZ

La lucha interior, sólo conduce a más de lo mismo…. malestar continuado.
No puedo continuar luchando contra mi lado oscuro, mi ego o mi sombra – como se le quiera llamar – Me conviene aceptar que, desde la parte humana, parezco ser un Ser dividido. La realidad es otra, soy un Ser unificado viviendo una experiencia humana, soy un serhumano. “Abrazar a mi sombra”, quiere decir, dejar de juzgarme y condenarme por lo que pienso, siento o hago y, simplemente, desde ese “darme cuenta”, elegir de nuevo; significa dejar de pensar que yo “debería” ser siempre amorosa y amable, inteligente y acertada… Estoy aquí para recordar, a partir del aprendizaje, quien soy, por lo que todo es parte de mi proceso, a mi propio ritmo. Voy junto contigo que eres yo, en una misma dirección; aunque a veces no lo parezca. Entender no significa justificar, a partir de lo que descubro, desde mi responsabilidad, en conciencia y amor, me conviene elegir: ¿AHORA QUÉ?

1 2
Categorías
About Exponent

Exponent is a modern business theme, that lets you build stunning high performance websites using a fully visual interface. Start with any of the demos below or build one on your own.

Get Started
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Contacto
×

Powered by WhatsApp Chat

×