55 5072 9352
Contacto
admin
Revista Digital

Esencia Y Presencia De La Mujer

Reyna Amaya

Si tuviera que precisar dos de los aspectos fundamentales, que conforman la esencia de la mujer, diría que son la fragilidad y la fortaleza; que quizás podrían parecer opuestos y en realidad no lo son, simplemente muestran, el equilibrio perfecto de la naturaleza manifestado en la mujer.

Fragilidad, porque su singular sensibilidad la hace vivir intensamente sus emociones, ser delicada en sus sentimientos, llena siempre de amor: como hija, como hermana, como madre, como esposa, como amante, como amiga, como profesional o profesionista; dispuesta siempre a entregarse sin reservas.

Fortaleza, que le da a la mujer esa capacidad de salir adelante, cualesquiera que sean las circunstancias en su vida y por difíciles que parezcan, la fortaleza en la mujer es lo que hace que ella sea como el bambú “que se dobla pero no se quiebra”.

Y bueno, quizás parezca que somos el sexo débil, porque somos muy vulnerables, y la fuerza física no es una de nuestras cualidades, sin embargo, nuestra cualidad principal es la fortaleza, que va más allá todavía.

o-HAPPINESS-HAPPY-WOMAN-facebook

Simplemente estas dos cualidades y calidades de la esencia femenina la hacen digna de admiración, que ella gana o pierde en cada caso; y nadie, ni ella misma, tiene el derecho de faltarle al respeto, a menos que ella lo permita o se lo permita a sí misma; ese es su poder y así como tiene el derecho de ser respetada y de respetarse, por encima de todas las cosas, tiene, como responsabilidad principal, la de buscar su armonía interna que la conducirá irremediablemente a la felicidad real, la que va más allá de un universo material y físico, para que, de esa manera, comparta su felicidad con quienes la rodean. Todo esto podría parecer egoísta, sin embargo, el trabajo, (estoy convencida), empieza en casa y la casa eres tú, tú eres el templo y ese templo conviene que esté lleno de respeto y de amor, para que puedas dar respeto y amor (recuerda que nadie puede dar lo que no tiene).

610-660x552Si empezamos ahora, a hablar de la presencia de la mujer, es fundamental contemplar también, dos aspectos: su presencia como su “estar presente” como parte muy importante dentro de su vida personal, su familia y la sociedad, y su presencia física. Aquí empezamos o más bien seguimos, hablando del respeto a si misma que se manifiesta inclusive, tanto en los cuidados que da a su cuerpo por dentro y por fuera, como en el esmero que pone en su arreglo personal, que en ocasiones es una manifestación de su ser interior, de esa parte que es lo que verdaderamente ella es.

Quiero dejar muy claro con esto que, por supuesto, una mujer no es su cuerpo; su cuerpo es solamente el estuche que contiene esa esencia de la que continuamos hablando, por medio del cual ella se manifiesta en forma física y se comunica, tanto con ella misma, como el resto del universo (de su universo).

Por eso, el cuerpo tiene su propio lenguaje y nos avisa sin palabras de todo aquello que está pasando en nuestro interior; razón por la cual, la autoestima y la autoimagen están tan estrechamente ligadas. Las mujeres somos vanidosas por naturaleza (en un grado saludable, claro) y cuando una mujer pierde ese deseo natural de verse bonita y descuida su exterior, es porque su propia autoimagen se encuentra muy devaluada, y no por alguien más, sino por si misma. Quiere decir que se está faltando al respeto y entonces, su autoestima es muy baja, no se considera merecedora y se convierte en un círculo vicioso: se descuida porque su autoimagen es negativa y su autoestima muy baja y su autoimagen es negativa y su autoestima es muy baja porque se olvida de si misma y de su apariencia. No quiero decir con esto que el arreglarse resuelve todo en la vida, es simplemente un camino fácil, para empezar a respetarnos de afuera hacia adentro y recuperar el tan mencionado respeto a si misma, que parece ser el punto de partida para conocer y reconocer cuales son sus verdaderos requerimientos básicos y buscar, desde la autodependencia, como satisfacerlos.

Lo principal, es buscar el equilibrio entre la parte física, mental y espiritual; “poner los pies en la tierra para poder tener los ojos en el cielo”; y tener los pies bien puestos en la tierra significa cuidar tu salud física y mental, y eso permite “tener los ojos en el cielo” y lograr el equilibrio en esa parte espiritual (de acuerdo con lo que para ti sea lo espiritual). Poner atención en tu apariencia, para darle una morada digna a lo que realmente eres: a tu alma o espíritu, como le quieras llamar de acuerdo a tus creencias personales, a tus sentimientos, a tus emociones, tus pensamientos, tus valores, tus principios fundamentales. Recuerda que esa manifestación externa de lo que tú eres, es lo primero que ven los demás y que finalmente es lo más fácil de modificar, si existe el fondo, la forma es lo de menos, cuando no hay fondo, la forma se convierte en algo sin valor real y pasajero.

En este universo sorprendente, cada día, al abrir los ojos, te encuentras con un regalo maravilloso: 24 horas nuevecitas, recién creadas para que tú hagas con ellas lo que tú quieras, por lo que cada día trae consigo una nueva oportunidad, plena y radiante de manifestar tu esencia y presencia; así que… ¿valdrá la alegría aprovechar este regalo extraordinario? La decisión es solamente tuya. Como siempre, tú eliges.

10 Pasos sencillos para contactar con tu SER Interior

Marcos Terapeuta Holístico

Cada uno de nosotros, está conectado con lo Divino. El Ser Superior que está dentro de nosotros trasciende, por mucho, la comprensión de nuestras mentes conscientes. Este es el poder al que han accedido todos los grandes genios y maestros. También es el espacio de la magia y los milagros en nuestras vidas.

Aquí están los pasos para hacer contacto:

sencillos_01

El primer paso es CREER que tienes un Ser Superior con quién establecer comunicación.

Entonces, ten la CERTEZA de que esta comunicación mejorará cada día, conforme te enfocas, diligentemente, en el crecimiento interno. Estos dos requisitos previos son esenciales para lograr lo que sea que tú elijas, en tu experiencia de vida, en todos los contextos.

Estas dos cualidades son esenciales para el crecimiento interno. Así que, establece una META, para lograr contactar con el Ser Superior, revisa esa meta diariamente y mantén tu propósito con determinación, hasta que el éxito sea tuyo.

sencillos_02

Transforma Tu Visión del Mundo

Somos educados con una visión principalmente materialista del mundo, que niega el papel del Espíritu.

Para establecer un contacto cercando, con los reinos espirituales, se requiere que todo nuestro Ser – consciente y subconsciente – sea congruente con nuestra meta. En cualquier actividad o meta principal, es fundamental establecer las reglas del juego y la forma como se juega. Contactar con tu Ser Superior es lo mismo. Por lo tanto, busca escritos o maestros que expandan tu comprensión del Universo, fundamentalmente, como un reino de Conciencia.

sencillos_03

Soledad

Busca, regularmente, tiempo para ti, en el cual puedas estar totalmente solo. Es preferible un lugar tranquilo. Simplemente siéntate en silencio, sin expectativas. No hagas NADA. Esto puede parecer muy incómodo y extraño al principio. Persiste.
Le estás dando tiempo y espacio a la voz interna, para que se haga escuchar. Lo hará, ya sea durante ese tiempo tranquilo, o durante los eventos del día.

Ocurrirá un evento sincrónico: alguien te dirá exactamente lo que requieras escuchar; vas a obtener un destello de intuición. Todos los grandes genios de la historia, se han dado un tiempo regular de soledad y silencio para sí mismos. Es conveniente que tú también lo hagas.

sencillos_04

Meditación

En la meditación, trabajas para disciplinar a tu mente y para silenciar la charla interna, que siempre la llena. Creas un recipiente puro, para que lo llene el Ser Superior. Seguir tu respiración, es una disciplina de meditación excelente, como lo es concentrarse en una flama. O visualizar, una esfera dorada de luz, en tu Plexo Solar, que llena todo tu cuerpo con energía y curación. Hay muchas prácticas que puedes estudiar y usar.

Diario

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario. Esto te ayudará a entrar en un contacto más estrecho con tus profundidades intuitivas. Puedes hacerle preguntas a tu Ser Superior aquí y, después, registrar cualquier respuesta o intuición que recibas. Si haces esto regularmente con fe y expectativa, RECIBIRÁS las respuestas que requieres.

Diálogo Interno

Conduce un diálogo interno regular con tu Ser Superior. Durante los próximos 40 días, decide mantenerte en contacto todo el día.
Dile a tu Ser Superior: “Yo sé que estás allí y quiero conocerte y ponerte atención. Por favor comienza a guiar mi vida”.

No te preocupes si este diálogo, es enteramente en un solo sentido al principio. Recuerda que has estado fuera de contacto durante décadas. ¡Toma tiempo limpiar las telarañas! Persiste con este diálogo interno, como si hablaras con un amigo; platicando, haciéndole preguntas, compartiendo tus esperanzas. Comienza a escuchar las respuestas, llegarán.

Lecciones de la Vida

Ve la vida como una Escuela de Misterio. Cree que todos los eventos de tu vida, las situaciones y las personas, han sido estructurados PRECISAMENTE con el fin de mostrarte, exactamente, lo que necesitas saber ahora. ¡Toma la vida como si toda la creación estuviera conspirando para tu beneficio!

Cuando algo suceda en tu vida, ya sea que te resulte placentero o displacentero, pregúntate cuál es la lección para ti. Incluso situaciones o “personas desagradables”, han sido colocadas deliberadamente allí, como un reto que te ayude a crecer. Al comenzar a ver tu vida, como una obra en la que tú estás jugando el papel principal, el Ser Superior se volverá mucho más evidente en tu vida. Registra tus descubrimientos en tu diario.

Sueños

Espera que tu Ser Superior te hable en sueños. Antes de dormir has algunos estiramientos y relaja tu cuerpo completamente. Pregúntale algo a tu Ser Superior y espera la respuesta.

Cuando te levantes, recuerda lo que puedas de tus sueños y escríbelos en tu diario. Si no estás acostumbrado a recordar tus sueños, esto te tomará tiempo y persistencia. Sin embargo, con paciencia, comenzarás a recordar tus sueños y recibirás respuestas, de tu Ser Superior.

Conciencia

Enfócate en vivir más y más en el presente, en el AHORA. Cuando estés comiendo, sé consciente de que estás comiendo. Cuando camines, sabe que estás caminando. El único momento real, es el ahora – el pasado se ha ido para siempre y el futuro todavía no ha llegado y en realidad, nunca va a llegar… cuando sea eso que ves en el futuro, será AHORA. Por lo tanto, trabaja en limpiar tu mente de pre – ocupaciones, ilusiones y extrapolaciones. Limita el desorden de la mente y crea un espacio para que lo llene el Ser Superior.

¡Paciencia!

Recuerda, puedes haber pasado toda tu vida sin contactar con la Fuente. Por lo tanto, toma tiempo aprender como re-establecer contacto. Todo lo que vale la pena toma tiempo y práctica. Permanece vigilante y practica estos pasos cada día, y vas a recibir las respuestas que requieres.

freedom_freedom

Recuerda:

El Ser Superior QUIERE estar en contacto. De hecho, el simple hecho de hablar de él como alguien separado de ti, es contradictorio.

¡El Ser Superior eres tú! Tu verdadero Ser. ¡Así que ponte en contacto CONTIGO!

La Productividad Personal y Laboral

Tomado del Blog Inteligencia Emocional Y Productividad

En la dinámica organizacional actual, es común escuchar afirmaciones (más bien lamentos) relacionadas con el estrés generado por las urgencias, exigencias y limitaciones de tiempo, para cumplir con los objetivos y tareas específicas. Si bien es un hecho que la velocidad que se requiere para responder al día a día, se ha incrementado y que, hoy por hoy los Clientes, internos y externos, esperan mayor proactividad y sentido de urgencia de nuestra parte para ser atendidos; la realidad es que, en general, no aprovechamos los recursos que tenemos disponibles y, con ello; cumplir al 100% sin morir en el intento.

trabajoelizEn primer lugar, debemos señalar como un factor clave de la improductividad, la falta de motivación y entusiasmo de las personas por la actividad o función que desempeñan. El trabajo les pesa, les duele y lo sufren. Muchas personas tienen un empleo sólo para ganar dinero; es decir, no es parte de un plan personal de crecimiento o desarrollo personal ni profesional. Para ellos es un mal necesario, están porque no tienen otra opción y esperan que la organización “les motive”, que les reconozca hasta el mínimo esfuerzo, que les perdone todos sus errores, que les pague por cada buena intención, y que, si las metas no se cumplen, que la organización o su jefe absorban el 100% de la responsabilidad ¿Cómo entonces se espera que las tareas se realicen con calidad, productividad y seguridad? Incluso en aquellas organizaciones en las que las condiciones laborales no son las ideales, o en que el trato, la cultura o el estilo de liderazgo es agresivo o denigrante para la persona, “esperan que las cosas mejoren por arte de magia”, ignorando la importancia de su contribución para la mejora o, si ya se hizo lo posible, esperando que sea la organización la que tome la decisión de su separación laboral. Es por ello que anteriormente en este blog nos referimos a que sí hay zombies en el siglo 21.

Otro aspecto es la falta de aprendizaje continuo, si bien puede tener su origen en el primer factor; también se relaciona con la resistencia al cambio, a las nuevas tecnologías y, en la mayoría de los casos, a la dependencia de un instructor, tutor o maestro que les enseñe u “obligue” a dedicar tiempo para estudiar, investigar o practicar un nuevo conocimiento o habilidad. Por supuesto que el contar con una persona a quién recurrir para aclarar dudas es muy importante, así como que alguien demuestre la forma correcta de realizar un proceso o actividad nueva; pero hoy en día es posible lograrlo a distancia, de manera virtual; todo lo que se requiere es decisión, dedicación… y un dispositivo con acceso a Internet, claro está. Ejemplos de este aspecto son evidentes cuando una persona que ha trabajado con un software durante un año o más, sólo sabe hacer aquello para lo que fue contratado, utiliza sólo las funciones mínimas necesarias y no ha sido capaz de desarrollar una forma más rápida y eficiente para realizar su labor. Incluso cuando se realiza una actualización o el cambio a un software más nuevo y con mayores alcances; la persona sufre y busca, en la medida de sus posibilidades, regresar a sus prácticas anteriores.

Si bien el aspecto de falta de aprendizaje continuo se está diluyendo con la generación de los llamados mileniales; aún en este grupo se condiciona el auto-aprendizaje para aquello que sea “entretenido”, social o divertido; en consecuencia los conocimientos y habilidades para el trabajo son secundarios.

Ya que estamos hablando de la tecnología y de las nuevas generaciones de trabajadores, el tercer factor de la falta de productividad personal es el generado por las distracciones y falta de concentración en el trabajo o actividades laborales. La influencia de las nuevas tecnologías, en especial en los dispositivos inteligentes de comunicación, ha sido determinante en las relaciones humanas en la última década, y aún falta mucho por ver. Es común encontrar personas en el trabajo, incluso en los que se requiere de atención personal cara a cara, que al menos una de ellas esté atendiendo, al mismo tiempo, al dispositivo, generando con ello desde la incomodidad de la otra persona, hasta la necesidad de repetir el proceso o la información para asegurar el buen resultado de la interacción. Así mismo en actividades técnicas o de producción se han generado riesgos de trabajo y afectaciones importantes a la productividad y a la calidad de los bienes producidos; esta es la razón por la que en el mundo se está iniciando la generación de políticas y leyes que prohíben el uso de esos aparatos durante la jornada laboral. Vea el artículo al respecto en el blog COVIRE.

Hormiga

Además de la distracción que provocan los dispositivos de comunicación inteligentes, existen otros aspectos en el entorno laboral que afectan la productividad; desde las cadenas intrascendentes de correos electrónicos; así como la publicidad o spam en el mismo medio; hasta la interacción entre los trabajadores que privilegian las pláticas personales a las profesionales. Por supuesto que no se trata de que el entorno laboral sea el de un campo de concentración; pero es un hecho que los tiempos dedicados a actividades poco relevantes ocupan una buena parte de la jornada en el trabajo. Si bien se recomiendan descansos estratégicos para potenciar la atención y concentración entre una actividad y otra diferente, en especial en tareas administrativas o intelectuales; no hay una conciencia de ello y las personas hacen pausas que afectan la continuidad de los procesos en lugar de propiciar la mejora de ellos.

Es importante reconocer que existen personas comprometidas con la productividad y que, a pesar de sus esfuerzos por concentrarse y lograr mejoras, no logran un resultado positivo. Hay quienes, a pesar de sus buenas intenciones; se ven afectadas emocionalmente a lo largo de la jornada, la inician con una actitud constructiva y pro-positiva y que a la mitad de la misma ya están estresad@s, cumpliendo al mínimo y con deseos de que llegue la hora de la salida. Esas personas que quieren y no pueden, es muy probable que enfrenten un problema fisiológico, provocado principalmente por malos hábitos de alimentación y de descanso. El dicho Mente sana en Cuerpo sano; es fundamental para la productividad personal y laboral. Nuestro cuerpo requiere de nutrientes para estar a la altura de las circunstancias; en un entorno adverso, los requerimientos nutricionales son clave para el éxito. Sin una buena alimentación las capacidades intelectuales se ven mermadas; la tolerancia a cambios, urgencias y conflictos en el trabajo puede disminuirse significativamente, afectando con ello su rendimiento, capacidad de aprendizaje y hasta su entusiasmo por hacer las cosas bien y a la primera.

Es muy común que los empresarios o jefes de las organizaciones pasen por alto este último aspecto. El trabajador ideal para ellos es el que se comporta más como una máquina que como un ser humano. Sin embargo, es un hecho que hasta las máquinas requieren de una buena lubricación, una excelente fuente de energía y de un mantenimiento preventivo en tiempo y forma.

LO SIENTO…PERO USTED NO ES MI FELICIDAD

Walter Riso

Lo siento, pero usted no es mi felicidad. No, no lo es y por eso me libero. Me niego a poner mi vida emocional en sus manos. Si usted fuera mi felicidad, su ausencia sería mi acabose y viviría en el filo de la navaja. No quiero intentar “adueñarme” de usted, no va conmigo, no me interesa. Mi bienestar y mi autorrealización dependen básicamente de mí, lo demás contribuye ayuda, pero el proceso interior que va configurando mi ser no vendrá de afuera, no será prestado.

Es cuestión de estética. No solo quiero mejorar, quiero hacerlo con la inspiración del artista , como una obra de la cual me sienta satisfecho. ¡Qué pesado es hacerse cargo de la dicha de otro! ¡Qué tarea tan difícil, por no decir imposible! Prefiero respirar por mí mismo, andar sin muletas y ser como soy. No quiero pertenecer a usted, ni que usted me pertenezca. Andemos juntos, si nos apetece, pero no seamos “el uno para el otro”, por favor.

El bienestar psicológico o el intento de ser feliz requiere de un compromiso personal e intransferible. No es algo que nos regalen, se compre o se posea por decreto: es intransferible. Y como yo no estoy en venta, y espero que usted tampoco lo esté, tenemos la oportunidad de ser libres. Usted no define mi existencia ni yo la suya, de ser así, no podríamos vivir el uno sin el otro. Usted no es mi felicidad, afortunadamente, ni yo soy su amo y señor.

La mejor relación que podemos tener es no pertenecernos. El que no posee al otro lo respeta, y eso es belleza, ternura y desapego.

colores

10 Pasos sencillos para contactar con tu SER Interior

Marcos Terapeuta Holístico

Cada uno de nosotros, está conectado con lo Divino. El Ser Superior que está dentro de nosotros trasciende, por mucho, la comprensión de nuestras mentes conscientes. Este es el poder al que han accedido todos los grandes genios y maestros. También es el espacio de la magia y los milagros en nuestras vidas.

Aquí están los pasos para hacer contacto:

sencillos_01

El primer paso es CREER que tienes un Ser Superior con quién establecer comunicación.

Entonces, ten la CERTEZA de que esta comunicación mejorará cada día, conforme te enfocas, diligentemente, en el crecimiento interno. Estos dos requisitos previos son esenciales para lograr lo que sea que tú elijas, en tu experiencia de vida, en todos los contextos.

Estas dos cualidades son esenciales para el crecimiento interno. Así que, establece una META, para lograr contactar con el Ser Superior, revisa esa meta diariamente y mantén tu propósito con determinación, hasta que el éxito sea tuyo.

sencillos_02

Transforma Tu Visión del Mundo

Somos educados con una visión principalmente materialista del mundo, que niega el papel del Espíritu.

Para establecer un contacto cercando, con los reinos espirituales, se requiere que todo nuestro Ser – consciente y subconsciente – sea congruente con nuestra meta. En cualquier actividad o meta principal, es fundamental establecer las reglas del juego y la forma como se juega. Contactar con tu Ser Superior es lo mismo. Por lo tanto, busca escritos o maestros que expandan tu comprensión del Universo, fundamentalmente, como un reino de Conciencia.

sencillos_03

Soledad

Busca, regularmente, tiempo para ti, en el cual puedas estar totalmente solo. Es preferible un lugar tranquilo. Simplemente siéntate en silencio, sin expectativas. No hagas NADA. Esto puede parecer muy incómodo y extraño al principio. Persiste.
Le estás dando tiempo y espacio a la voz interna, para que se haga escuchar. Lo hará, ya sea durante ese tiempo tranquilo, o durante los eventos del día.

Ocurrirá un evento sincrónico: alguien te dirá exactamente lo que requieras escuchar; vas a obtener un destello de intuición. Todos los grandes genios de la historia, se han dado un tiempo regular de soledad y silencio para sí mismos. Es conveniente que tú también lo hagas.

sencillos_04

Meditación

En la meditación, trabajas para disciplinar a tu mente y para silenciar la charla interna, que siempre la llena. Creas un recipiente puro, para que lo llene el Ser Superior. Seguir tu respiración, es una disciplina de meditación excelente, como lo es concentrarse en una flama. O visualizar, una esfera dorada de luz, en tu Plexo Solar, que llena todo tu cuerpo con energía y curación. Hay muchas prácticas que puedes estudiar y usar.

Diario

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario. Esto te ayudará a entrar en un contacto más estrecho con tus profundidades intuitivas. Puedes hacerle preguntas a tu Ser Superior aquí y, después, registrar cualquier respuesta o intuición que recibas. Si haces esto regularmente con fe y expectativa, RECIBIRÁS las respuestas que requieres.

Diálogo Interno

Conduce un diálogo interno regular con tu Ser Superior. Durante los próximos 40 días, decide mantenerte en contacto todo el día.
Dile a tu Ser Superior: “Yo sé que estás allí y quiero conocerte y ponerte atención. Por favor comienza a guiar mi vida”.

No te preocupes si este diálogo, es enteramente en un solo sentido al principio. Recuerda que has estado fuera de contacto durante décadas. ¡Toma tiempo limpiar las telarañas! Persiste con este diálogo interno, como si hablaras con un amigo; platicando, haciéndole preguntas, compartiendo tus esperanzas. Comienza a escuchar las respuestas, llegarán.

Lecciones de la Vida

Ve la vida como una Escuela de Misterio. Cree que todos los eventos de tu vida, las situaciones y las personas, han sido estructurados PRECISAMENTE con el fin de mostrarte, exactamente, lo que necesitas saber ahora. ¡Toma la vida como si toda la creación estuviera conspirando para tu beneficio!

Cuando algo suceda en tu vida, ya sea que te resulte placentero o displacentero, pregúntate cuál es la lección para ti. Incluso situaciones o “personas desagradables”, han sido colocadas deliberadamente allí, como un reto que te ayude a crecer. Al comenzar a ver tu vida, como una obra en la que tú estás jugando el papel principal, el Ser Superior se volverá mucho más evidente en tu vida. Registra tus descubrimientos en tu diario.

Sueños

Espera que tu Ser Superior te hable en sueños. Antes de dormir has algunos estiramientos y relaja tu cuerpo completamente. Pregúntale algo a tu Ser Superior y espera la respuesta.

Cuando te levantes, recuerda lo que puedas de tus sueños y escríbelos en tu diario. Si no estás acostumbrado a recordar tus sueños, esto te tomará tiempo y persistencia. Sin embargo, con paciencia, comenzarás a recordar tus sueños y recibirás respuestas, de tu Ser Superior.

Conciencia

Enfócate en vivir más y más en el presente, en el AHORA. Cuando estés comiendo, sé consciente de que estás comiendo. Cuando camines, sabe que estás caminando. El único momento real, es el ahora – el pasado se ha ido para siempre y el futuro todavía no ha llegado y en realidad, nunca va a llegar… cuando sea eso que ves en el futuro, será AHORA. Por lo tanto, trabaja en limpiar tu mente de pre – ocupaciones, ilusiones y extrapolaciones. Limita el desorden de la mente y crea un espacio para que lo llene el Ser Superior.

¡Paciencia!

Recuerda, puedes haber pasado toda tu vida sin contactar con la Fuente. Por lo tanto, toma tiempo aprender como re-establecer contacto. Todo lo que vale la pena toma tiempo y práctica. Permanece vigilante y practica estos pasos cada día, y vas a recibir las respuestas que requieres.

freedom_freedom

Recuerda:

El Ser Superior QUIERE estar en contacto. De hecho, el simple hecho de hablar de él como alguien separado de ti, es contradictorio.

¡El Ser Superior eres tú! Tu verdadero Ser. ¡Así que ponte en contacto CONTIGO!

Las Doce Puertas para ser un “Guerrero Pacifico” por Dan Millman

por Dan Millman Editado por Reyna Amaya

Dan Millman

Las Doce Puertas para ser un “Guerrero Pacifico”

Dan Millman, en su libro “Las Doce Puertas”, propone una nueva definición de lo que llamamos el éxito o el equilibrio, A través de 12 puertas o estadios podemos recuperar nuestra autonomía y autocontrol para conseguir la iluminación y el reconocimiento de la felicidad.


 

Estas son las 12 puertas:

1 – Descubrir nuestro valor: No importa lo inteligente, atractivos y brillantes que podamos ser. Si dudamos de nuestra valía, entonces nuestros propios pensamientos, sabotean todos los esfuerzos y, pueden acabar, por socavar las relaciones y nuestra vida. Se requiere, abrirse a la vida abundante, con el convencimiento de que nos merecemos aquello que deseamos o tenemos. En la medida en que nos creemos que lo merecemos, descubriremos nuestro valor.

2 – Reconocer nuestra voluntad: Incluso los mejores planes, siguen sin hacerse, si no existe un motor o una voluntad decidida a hacerlos. El amor propio y la autoestima, surgen como consecuencia de hacer lo que conviene hacer, en el momento adecuado.

3 – Energizar el cuerpo: Si nos falta la vitalidad, a nivel humano, no tenemos nada; si tenemos salud, todo es posible. Lo único de lo que podemos estar seguros, es de que tenemos un cuerpo para vivir esta experiencia. Cuidar este cuerpo, es la manera más fácil de estar bien con nosotros mismos y con el entorno.

4 – Administrar el dinero: Al aclarar nuestros objetivos y el uso de nuestros dones, podemos hacer circular correctamente el dinero. Amar aquello que hacemos y disfrutar trabajando, al servicio de los demás, nos ayudan a conectarnos con la más alta vocación.. El dinero es energía y, por tanto, es neutro; no es ni bueno ni malo. El uso de nuestra energía nos revelará el correcto uso del dinero.

5 – Manejar la Mente: “El mundo es un reflejo de tu mente.” En una mente limpia, no hay lugar para fantasmas. Cada uno de nosotros, vemos el mundo a través de infinidad de filtros: las creencias, la educación, la opinión, la interpretación, los miedos…. Sólo con una mente libre de condicionamientos, podremos ubicarnos en una realidad cotidiana, diferente y amorosa.

6 – Confiar en la intuición: La intuición, es la llave que abre la puerta, a las dimensiones superiores o espirituales del Ser. La intuición nos permite reconectarnos con nosotros mismos y responder al mundo con otra claridad.

groundbreaker

7 – Aceptar las emociones: Aceptar completamente nuestras emociones, sin apegarnos a ellas. No somos nuestras emociones ni nuestros pensamientos. Hay que reconocerlos, hacer las paces con ellos y soltarlos completamente, para no identificarse con ellos.

8 – Hacerle frente a los miedos: “El valor no está en la ausencia de miedo, sino en su conquista.” El valor diario, no es un sentimiento sino una acción. Usted puede dirigir su atención hacia lo positivo y tratar de fijar su mente, dirigiéndola, y así al afirmar su poder, en armonía con sus emociones. Visualizando los resultados positivos, conseguirá superar sus miedos.

9 – iluminar a la sombra: Conviene ser capaces de bajar a las profundidades de nuestra sombra y ser capaces de iluminarla, finalmente es también luz. Esto liberará una gran cantidad de energía, que de otro modo, perdíamos en esfuerzos y que ahora recuperaremos para ser más eficaces. El conocimiento de sí mismo, genera la autenticidad, alegría y compasión.

10 – Abrazar nuestra sexualidad: La negación de las energías de la vida, como la energía sexual no es una práctica recomendable. Debemos observarnos, aceptarnos y con prudencia respetar al otro. Hacer el amor puede ser una práctica espiritual y una celebración de la vida.

11 – Despertar nuestro corazón: En esta puerta, se nos despierta un nuevo estado en el corazón. Fluye y rebosa amor, amor que perdura, que une y no separa, que no son sólo palabras o sentimientos, que no seduce o controla, que sólo es y por ser, ilumina. El amor nos abre las puertas a la iluminación diaria.

12 – Servir al Mundo: El servicio, es a la vez un medio y un fin, al dar a los demás, viene a nosotros la abundancia y la paz interior. La última puerta da sentido a la vida.

Estas 12 puertas no son sólo buenos consejos, él nos presenta en su libro un plan de trabajo, como si de un entrenamiento de gimnasia se tratara, que paso a paso, nos conduce, inequívocamente, a una vida iluminada y de abundancia.

Un paso más, de regreso a la sabiduría que ya es en nuestro interior, desde el Amor, la Conciencia y la Responsabilidad.

El Poder De La Mente Y Sus Efectos

La mente genera pensamientos constantemente, por tanto, nos encontramos en un estado de creación permanente, aunque no nos demos cuenta de ello. Nuestro estilo de vida y nuestra forma de ser, están directamente relacionados con el poder creador de nuestro pensamiento.

photoRené Fidelsky observa los efectos del pensamiento a nivel material, emocional, fisiológico y espiritual en su libro El poder creador de la mente. A continuación explicamos algunos de estos efectos.

  1. a) Efectos materiales del pensamiento

La creatividad del pensamiento es tal, que el ser humano ha inventado la electricidad, los ordenadores, la telefonía, etc. Todo esto, se originó con un pensamiento.

Las obras arquitectónicas, son el resultado de un conjunto de pensamientos que alguien tuvo un día, y que después materializó en unos planos, que más tarde se ejecutaron.

  1. b) Efectos emocionales del pensamiento

René Fidelsky nos cuenta una historia clásica Hindú, como ejemplo para ilustrar el efecto emocional del pensamiento:

Una noche, después de ver en un documental sobre serpientes en la televisión, me levanto y salgo al jardín a pasear con mi amigo. Caminando, de pronto me doy cuenta, lleno de horror, de que acabo de pisar una cobra enrollada. Me quedo bloqueado, sin respiración, paralizado de miedo. Creo atención. mi acompañante, sorprendido, me demuestra que es una manguera enrollada. El pensamiento “es una cobra”, creó un estado emocional alterado, un miedo a morir. El efecto con respecto a mi reacción fue el mismo, que si hubiera una cobra bajo mis pies. En muchas ocasiones, nuestros estados emocionales son consecuencia de nuestra percepción mental de las situaciones y acontecimientos que suceden en nuestra vida.

  1. c) Efecto fisiológico del pensamiento

En la actualidad, son ya muchos los médicos que reconocen que ciertas enfermedades son el resultado de actitudes mentales (por ejemplo, la ulcera de éstomago). Un 90% o más, de las enfermedades, tienen un origen psicosomático, es decir, son causadas por factores psicológicos.

Los medicamentos suelen actuar, en muchas ocasiones, mediante el llamado efecto placebo. Por tanto, el poder del pensamiento puede hacer que una persona, en ocasiones, se cure o enferme, o que le suba o le baje la fiebre.

Cuando somos más conscientes de cómo pensamos y sentimos, reconocemos los rasgos más positivos y hermosos de nuestra personalidad, pero también somos conscientes de los hábitos negativos que hemos creado, y que se manifiestan en forma de miedos, prejuicios, adiciones, etc.

105-rejoyce-life-magazine

El primer paso, y uno de los más importantes para transformar esos rasgos inadecuados de personalidad, es reconocerlos y, a partir de ahí, tomar la firme determinación de modificar esa parte de nuestro comportamiento que nos lleva continuamente al malestar.

Identificar, aceptar, resolver, lo que sea que sea, desde la certeza de que tenemos la capacidad de hacerlo. Reconocer, que la voluntad y la fortaleza, son ingredientes fundamentales de la conciencia y la sabiduría interior que, si lo permitimos, nos guía en todo momento.

Continuemos entonces, jubilosos, realizando el trabajo de vida, que a cada uno le corresponde, en el entendido de que: La existencia no admite representantes, y yo, soy el único o la única, encargad@ de recorrer este camino de luz, desde el Amor, la Conciencia y la Responsabilidad.

Comunicación Asertiva – Una habilidad fundamental, que conviene desarrollar, entre los padres y sus hijos adolescentes

Fuente: Neurocom

La comunicación es fundamental para mejorar nuestra calidad de vida, expresar nuestras emociones nuestras ideas o solucionar problemas. Cuando una persona no cuenta con habilidades para comunicarse, se puede sentir frustrada, aislada, poco valiosa, lo que puede propiciar que tenga menos posibilidades de recibir ayuda o de integrarse a un grupo.

Es importante que los adolescentes aprendan a comunicarse de manera efectiva con sus iguales, pero también con los adultos. Así mismo los maestros y padres de familia también requieren tener una comunicación asertiva con los adolescentes.

Es importante entender la comunicación asertiva, como una herramienta que permite el conocimiento entre las personas, mejora y fortalece las relaciones entre padres e hijos, docentes y estudiantes, y sensibiliza hacia las diferencias individuales de personas y grupos.

 Los aliados de la comunicación, cómo expresarlo

  • Hablar de lo reciente. Hablar de las últimas veinticuatro horas, no de los últimos veinticuatro años. Ejemplo: Hace rato que te pregunte por Caro, no me respondiste 
  • Empiece a hablar de lo que a usted le pasa, no de lo que cree que está mal en el adolescente. Ejemplo: Me molesta mucho y me siento mal, cuando no me respondes. ¿No me escuchaste o no quieres hablar por ahora?
  • Pregunte qué opina:  ¿Qué podemos hacer?, ¿Qué sucede?
  • Escuche con atención, mírelo a los ojos, no lo interrumpa asienta con la con la cabeza o diga sí puede ser, etc.
  • Busque comprender al adolescente, lo que dice y cómo se siente. Busque entenderlo, como si usted fuera él, con su edad, no con la actual. Recuerde que usted es el adulto, tiene recursos, experiencias y conocimientos. Entender, no significa justificar.
  • Resuma el mensaje del adolescente para que vea que lo comprendió:    Bien, por lo que entendí, no te gusta que te pregunte de una habitación a otra, prefieres que lo haga cuando estemos juntos.
  • Sea específico en el comportamiento que espera de él y en lo que usted puede hacer
  • Agradezca la disposición al diálogo, haga un comentario positivo: Te agradezco que me lo digas, así podemos estar mejor.

 

Errores al comunicarnos

Generalizar: “Tú siempre…”, “Tú nunca…” me ayudas, pones atención, siempre gritas, etcétera.

Criticar y calificar negativamente a la persona: “Eres un…” malagradecido, inconsciente.

Gritar.

Maltratar: Culpar, insultar, avergonzar, reprochar, ridiculizar, exagerar, ser irónico o chantajear.

Pensar en otra cosa mientras la otra persona habla.

Hay diferentes tipos de comunicación, entre ellos están:

Estilo agresivo: Personas que interrumpen a otros, gritan, no escuchan, culpan, regañan o no ponen atención a quien está hablando.

Estilo pasivo: Personas que provocan enojo porque nunca opinan nada; si llegan a estar a favor o en contra, dan la impresión de adoptar la visión de otra persona y no la propia.

Estilo asertivo: Personas que dicen lo que piensan y sienten, se muestran seguras pero no agreden a nadie.

Fotolia_46597781_Subscription_Monthly_XXL--478x270

Usted puede mantener la comunicación con los adolescentes, teniendo presentes estas ideas:

  • No agreda, ni se quede callado. Diga aquello que le parece bien o le disgusta; todo se puede decir, pero hay formas de hacerlo.
  • Asimismo, puede ayudarlos a ser asertivos. En primer lugar enseñe con el ejemplo. A continuación se presentan algunas recomendaciones para tener una comunicación asertiva y eficiente.
  • Comunicarse es un proceso constante. El tiempo y las oportunidades para comunicarnos y saber de las alegrías o temores de nuestros hijos, debe ser constante.
  • La comunicación es un proceso de doble vía. Hablar y opinar es tan importante, como saber escuchar. No acaparar el uso del discurso es importante para poder intercambiar ideas, pensamientos y emociones.
  • En la comunicación, no todo lo que escucharemos, será de nuestro agrado. Esto quiere decir que al comunicarnos, no vamos a escuchar precisamente afirmaciones u opiniones que coinciden con nuestra forma de ser y pensar. Es necesario tener una apertura emocional, que nos permita expresar nuestro pensamiento sin hacer que el otro piense como nosotros. Recuerde que una buena comunicación le permitirá al joven, tomar decisiones apropiadas y ante la equivocación, el o la estudiante tendrá la oportunidad de responsabilizarse de las implicaciones de una decisión inadecuada.
  • La comunicación, es una oportunidad para el desarrollo del pensamiento. Cuando a través del diálogo compartimos situaciones problemáticas, es necesario promover la capacidad crítica de nuestros hijos. Definir el contexto y variables que intervienen en una situación específica, es importante para el manejo de alternativas. Plantear posibles alternativas de solución, es un ejercicio que permite razonar, hacer inferencias, plantear hipótesis, hacer comparaciones, contrastes, buscar y seleccionar información y otros,
  • Comunicarse es expresar sentimientos. Uno de los componentes más importantes y significativos de la comunicación, es el componente afectivo.
  • Comunicarse, es ser firme y congruente. Es necesario que los padres se apoyen en la toma de decisiones, y que las medidas disciplinarias o formas de pensamiento no sean ambiguas o contradictorias. Ante la contradicción del mensaje, el adolescente hará la elección de su conveniencia y no de su bienestar.
  • La comunicación descansa sobre un modelo vivencial. Los mensajes que trasladamos a través de mensajes orales, escritos y gestuales, deben ser congruentes con nuestro estilo de vida y formas de actuar.

 

Aceptación Y Rendición. La Aceptación Del Ahora.- Tercera parte

Practicando el Poder del Ahora, fragmento.
Eckhart Tolle

EN EL ESTADO DE RENDICIÓN, ves con claridad lo que hay que hacer y empiezas a actuar; vas haciendo una cosa cada vez, te centras en una cosa cada vez.
Aprende de la naturaleza: observa cómo se hace todo y cómo se despliega el milagro de la vida sin insatisfacción ni infelicidad.

Por esta razón Jesús dijo:

«Mira los lirios del campo, cómo crecen; ni se afanan ni se enredan.»

SI TU SITUACIÓN GENERAL ES INSATISFACTORIA o desagradable, separa este instante y ríndete a lo que es. Ésta es la linterna que te permite ver en la niebla. Entonces, tu estado de conciencia deja de estar controlado por las condiciones externas. Ya no partes desde un estado de reacción y resistencia. Después observa las características específicas de la situación. Pregúntate: «¿Hay algo que pueda hacer para cambiar la situación, mejorarla o apartarme de ella?» Si es así, emprende la acción apropiada. No te centres en las cien cosas que vas a tener que hacer o que tal vez tengas que hacer en el futuro, sino en la única cosa que puedes hacer ahora. Eso no significa que no debas planificar. Podría muy bien ocurrir que lo que tengas que hacer ahora mismo sea planificar. Pero asegúrate de no empezar a crear «películas mentales» que te proyecten continuamente hacia el futuro, perdiendo de ese modo el ahora. Cualquier acción que emprendas puede no dar fruto inmediatamente. Hasta que lo haga, no te resistas a lo que es.

happiness_9049SI NO PUEDES HACER NADA y tampoco consigues salir de la situación, úsala para entrar más profundamente en la rendición, más profundamente en el ahora, más profundamente en el Ser.
Cuando entras en esta dimensión intemporal del presente, a menudo el cambio se presenta de maneras extrañas, sin necesidad de hacer gran cosa por tu parte. La vida se muestra servicial y cooperativa. Si había factores internos, como el miedo, la culpa o la inercia, que te impedían actuar, se disolverán a la luz de tu presencia consciente. No confundas la rendición con una actitud de «ya nada me puede molestar» o «las cosas ya no me importan». Si la miras de cerca, verás que tal postura está teñida de negatividad en forma de resentimiento oculto, de modo que no es rendición, sino resistencia enmascarada.

A medida que te vayas rindiendo, dirige tu atención hacia dentro para comprobar si te queda algún rastro de resistencia. Mantente muy alerta cuando lo hagas; de otro modo, una bolsa de resistencia puede seguir escondida en algún rincón oscuro en forma de un pensamiento o emoción no reconocidos.

DE LA ENERGÍA MENTAL A LA ENERGÍA ESPIRITUAL

EMPIEZA POR RECONOCER QUE HAY RESISTENCIA. Estate presente cuando ocurra, cuando surja la resistencia. Observa cómo la crea tu mente, cómo etiqueta la situación, a ti mismo, a los demás. Observa el proceso de pensamiento implicado. Siente la energía de la emoción.
Siendo testigo de la resistencia comprobarás que no tiene ninguna utilidad. Al centrar toda tu atención en el ahora, la resistencia inconsciente se hace consciente y ése es su fin.
No puedes ser consciente e infeliz, consciente y negativo. La negatividad, la infelicidad o el sufrimiento, sean del tipo que sean, indican que hay resistencia, y la resistencia siempre es inconsciente.

¿Elegirías la infelicidad? Y si no la has elegido, ¿cómo es que ha surgido? ¿Cuál es su propósito? ¿Quién la mantiene viva? Aunque seas consciente de tus sentimientos de infelicidad, lo cierto es que te has identificado con ellos y mantienes vivo el proceso de identificación mediante el pensamiento compulsivo. Todo eso es inconsciente. Si fuese consciente, es decir, si estuvieses completamente presente en el ahora, toda negatividad se disolvería casi instantáneamente. No podría sobrevivir en tu presencia. Sólo puede sobrevivir en tu ausencia.

Ni siquiera el cuerpo-dolor puede sobrevivir mucho tiempo en tu presencia. Mantienes viva tu infelicidad dándole tiempo. Esa es su sangre de vida. Si retiras el tiempo mediante una intensa conciencia del momento presente, se muere. Pero ¿quieres que muera? ¿Estás seguro de que has tenido suficiente? ¿Quién serías sin tu infelicidad? Hasta que practicas la rendición, la dimensión espiritual es algo sobre lo que lees, sobre lo que hablas, algo sobre lo que escribes libros y que te estimula, algo en lo que piensas, algo en lo que crees o no crees, según el caso. Todo lo anterior no supone ninguna diferencia. No HASTA QUE LA RENDICIÓN hace que se vuelva una realidad en tu vida.

Cuando te rindes, la energía que emanas y que a partir de ese momento dirige tu vida es de una frecuencia vibratoria mucho más elevada que la energía mental que gobierna el mundo.
A través de la rendición, la energía espiritual entra en este mundo. No genera sufrimiento para ti, para los demás seres humanos ni para el resto de los seres vivos del planeta.

RENDICIÓN EN LAS RELACIONES PERSONALES

ws_Freedom_and_Happiness_2560x1600Es cierto que sólo una persona inconsciente intentará usar o manipular a las demás, pero es igualmente cierto que sólo una persona inconsciente puede ser usada y manipulada. Si te resistes o luchas contra el comportamiento inconsciente de otros, tú mismo te vuelves inconsciente.
Pero rendirte no significa permitir que te utilice la gente inconsciente. En absoluto. Es perfectamente posible decir «no» a una persona con firmeza y claridad o salir de una situación estando, al mismo tiempo, en un estado interno de completa no-resistencia.

CUANDO DICES «NO» a una persona o situación, esa negativa no ha de venir de la reacción, sino de la intuición, de una toma de conciencia clara de lo que es correcto para ti en ese momento.
Haz que sea un «no» no-reactivo, un «no» de alta calidad, un «no» libre de toda negatividad que no cree más sufrimiento.

Si no puedes rendirte, actúa inmediatamente: expresa tu queja, haz algo que pueda cambiar la situación, o retírate de ella. Asume la responsabilidad de tu vida.
No contamines tu hermoso y radiante Ser interno ni la Tierra con negatividad. No des a la infelicidad, en ninguna de sus formas, un lugar donde habitar en tu interior.
SI NO PUEDES EMPRENDER UNA ACCIÓN, por ejemplo porque estás en prisión, entonces te quedan dos opciones: resistencia o rendición. El cautiverio o la libertad interna de las condiciones externas. El sufrimiento o la paz interna.
La rendición hará que tus relaciones cambien profundamente. Si no puedes aceptar lo que es, eso implica que nunca puedes aceptar a las personas como son. Las juzgarás, las criticarás, las etiquetarás, las rechazarás o intentarás cambiarlas. Además, si siempre haces del ahora un medio para un fin futuro, también convertirás a cada persona con la que te encuentres o con la que te relaciones en un medio para un fin. La relación —el ser humano— será entonces de una importancia secundaria para ti, o no tendrá ninguna importancia. Lo primordial será lo que puedas sacar de la relación, sea una ganancia material, una sensación de poder, placer físico o algún tipo de gratificación para el ego.

Dejadme ilustrar cómo puede funcionar la rendición en las relaciones. CUANDO TE VEAS ENVUELTO EN UNA DISCUSIÓN o en alguna situación conflictiva, tal vez con tu pareja u otra persona cercana a ti, empieza por observar, cómo te pones a la defensiva cuando atacan tu posición, o siente la fuerza de tu propia agresión cuando atacas la posición de la otra persona. Observa el apego a tus puntos de vista y opiniones. Siente la energía emocional-mental que está detrás de tu necesidad de tener razón y de señalar que la otra persona está equivocada. Ésa es la energía de tu mente egotista. La haces consciente reconociéndola, sintiéndola tan plenamente como puedas.

Entonces, un día, en medio de una discusión, de repente te darás cuenta de que tienes una opción, y quizá decidas abandonar tu reacción simplemente para ver qué pasa. Te rindes.
No me refiero a que dejas de reaccionar diciendo verbalmente: «De acuerdo, tienes razón», con una mirada condescendiente que en realidad está diciendo: «Estoy por encima de esta inconsciencia infantil.» Así sólo consigues desplazar la resistencia a otro terreno, con lo que la mente egotista sigue estando al mando y reivindicando su superioridad. Estoy hablando de soltar todo el campo de energía mental-emocional que estaba luchando por el poder en tu interior.
El ego es astuto; por eso tienes que estar muy alerta, muy presente, y ser totalmente honesto contigo mismo para ver si realmente has renunciado a tu identificación con una posición mental, liberándote así de la mente.

SI TE SIENTES DE REPENTE MUY LIGERO, DIÁFANO Y EN PROFUNDA PAZ, eso es una señal inequívoca de que te has rendido realmente. Observa entonces lo que le ocurre a la posición mental de la otra persona, cuando dejas de darle energía, mediante la resistencia. Cuando la identificación con las posiciones mentales se deja de lado, comienza la verdadera comunicación.

No resistirse no significa necesariamente no hacer nada. Lo único que implica es que la «acción» no va a ser reactiva. Recuerda la profunda sabiduría que subyace en la práctica oriental de las artes marciales: no te resistas a la fuerza del oponente. Cede para vencer.
«No hacer nada» cuando estás en un estado de intensa presencia es un poderoso transformador que sana a las personas y las situaciones. Es radicalmente diferente de la inactividad en el estado de conciencia ordinario —o más bien de inconsciencia— que surge del miedo, de la inercia o de la indecisión. El verdadero «no hacer nada» implica ausencia de resistencia interna e intensa alerta. Por otra parte, si es necesario actuar, ya no reaccionarás desde tu mente condicionada, sino que responderás a la situación desde tu presencia consciente. En ese estado, tu mente está libre de conceptos, incluyendo el concepto de no-violencia. De modo que…, ¿quién puede predecir lo que harás?finding-happiness

El ego cree que la fuerza reside en resistirse, cuando en realidad la resistencia te separa del Ser, el único estado de verdadero poder. La resistencia es debilidad y miedo disfrazados de fuerza. Lo que el ego considera debilidad es tu Ser en toda su pureza, inocencia y poder. Lo que consideras fuerza es debilidad. Por tanto, el ego existe y se mantiene mediante la resistencia continua, y representa papeles falsos para encubrir tu «debilidad», que en realidad es tu poder.
Hasta que se produce la rendición, buena parte de la interacción humana se limita a cumplir papeles inconscientes. Cuando te rindes, ya no necesitas las máscaras del ego ni sus defensas. Te vuelves muy simple, muy real. «Eso es peligroso», dice el ego. «Te sentirás herido. Serás muy vulnerable.»

Lo que esa parte de tu mente no sabe, por supuesto, es que sólo abandonando la resistencia, haciéndote «vulnerable», puedes descubrir tu verdadera y esencial in-vulnerabilidad.

Aceptación y Rendición. La Aceptación del Ahora. Segunda parte

Practicando el Poder del Ahora, fragmento.
Eckhart Tolle

COMO ALTERNATIVA, PUEDES HACER DESAPARECER LA EMOCIÓN NEGATIVA imaginándote que te has vuelto transparente a la causa externa de esa reacción. Te recomiendo que al principio lo practiques con cosas pequeñas, incluso triviales. Digamos que estás tranquilamente sentado en tu casa; de repente oyes el sonido penetrante de una alarma de automóvil que suena en la calle. Surge la irritación. ¿Qué propósito tiene esa irritación? Ninguno en absoluto. ¿Por qué la has creado? No la has creado, la ha creado tu mente. Ha sido una reacción totalmente automática, totalmente inconsciente. ¿Por qué la ha creado la mente? Porque cree inconscientemente que esa resistencia, que tú experimentas como negatividad o infelicidad, disolverá en cierto modo la situación indeseable. Esto, evidentemente, es una ilusión. La resistencia creada por la reacción —la irritación o el enfado, en este caso— es mucho más molesta que la causa original que está tratando de disolver. Todo esto puede transformarse en una práctica espiritual.

SIÉNTETE COMO SI TE ESTUVIESES VOLVIENDO TRANSPARENTE, por así decirlo; como si no tuvieras la solidez de un cuerpo material. Ahora permite que el ruido, o cualquiera que sea la causa de la reacción negativa, te atraviese. Ya no golpea con una «pared» sólida en tu interior.

Como he dicho, al principio es mejor practicar con cosas pequeñas: la alarma del coche, el ladrido del perro, los gritos de los niños, el atasco de tráfico. En lugar de tener un muro de resistencia dentro de ti, golpeado constantemente por cosas «que no deberían estar ocurriendo», deja que todo te atraviese. Imagina que alguien te dice algo grosero o con intención de molestarte. En lugar de caer en la reacción inconsciente y en la negatividad, en lugar de atacar, ponerte a la defensiva o retirarte, deja que las palabras te atraviesen limpiamente. No ofrezcas resistencia. Es como si ya no hubiera nadie que pudiera sentirse herido. Eso es perdón. Así es como te vuelves invulnerable.

Puedes seguir diciendo a esa persona que su conducta es inaceptable, si eso es lo que eliges. Pero esa persona ya no tiene el poder de controlar tu estado interno. Entonces eres dueño de ti mismo, no estás bajo el poder de otra persona, y tampoco te dejas controlar por tu mente. Tanto si se trata de una alarma de automóvil, de una persona grosera, de una inundación, un terremoto o de la pérdida de todas tus posesiones, el mecanismo de resistencia es el mismo.

Sigues buscando fuera y no puedes dejar de buscar. Quizás el próximo curso tengas la respuesta; quizás esa nueva técnica. A ti, personalmente, te digo: NO BUSQUES LA PAZ. No busques ningún estado diferente del que tienes; así no producirás conflicto interno ni resistencias inconscientes.

Perdónate por no estar en paz. En el momento en que aceptas completamente tu falta de paz mental, la no-paz se transforma en paz. Cualquier cosa que aceptes plenamente te llevará allí, al estado de paz. Éste es el milagro de la rendición.

Cuando aceptas lo que es, cada momento es el mejor. Eso es iluminación.

ACEP

LA NATURALEZA DE LA COMPASIÓN

CUANDO HAS IDO MÁS ALLÁ DE LOS OPUESTOS MENTALES, te vuelves como un profundo lago. La situación externa de tu vida, y lo que ocurra allí, es la superficie del lago. A veces está en calma, otras veces agitada, dependiendo de los ciclos y las estaciones. Sin embargo, en lo profundo, el lago siempre permanece inalterado. Tú eres todo el lago, no sólo la superficie, y estás en contacto con tu propia profundidad, que permanece absolutamente quieta.

No te resistes al cambio aferrándote mentalmente a ninguna situación. Tu paz interna no depende de ello. Habitas en el Ser —inmutable, intemporal, inmortal— y ya no dependes del mundo externo, de las formas eternamente cambiantes, para sentirte feliz o satisfecho. Puedes disfrutar de las formas, jugar con ellas, crear nuevas formas, apreciar la belleza de las cosas…, pero no necesitas apegarte a nada.

Mientras no seas consciente de Ser, la realidad de los demás seres humanos te evitará porque aún no has encontrado la tuya. Tu mente aceptará o rechazará la forma de los demás, que no es sólo su cuerpo; también incluye su mente. La verdadera relación sólo es posible cuando tienes conciencia de Ser. Viniendo del Ser, percibirás el cuerpo y la mente de la otra persona como si sólo fueran una pantalla detrás de la cual puedes sentir su verdadera realidad, como sientes la tuya. Por eso, cuando tengas que afrontar el sufrimiento de otra persona o su conducta inconsciente, te mantendrás presente y en contacto con el Ser, y serás capaz de mirar más allá de la forma y de sentir el Ser puro y radiante de la otra persona a través del tuyo.

En el nivel del Ser, uno reconoce que todo sufrimiento es ilusorio. El sufrimiento se debe únicamente a la identificación con la forma. A veces, cuando la persona está preparada, el despertar de la conciencia de Ser produce curaciones milagrosas.

La compasión es la conciencia del vínculo profundo que te une a todas las criaturas. La próxima vez que digas «no tengo nada en común con esa persona», recuerda que sí tienes mucho en común: dentro de unos pocos años —que sean dos o setenta no supone una gran diferencia— ambos os habréis convertido en cadáveres en putrefacción, después en montones de polvo y más adelante en nada en absoluto. Esta toma de conciencia fomenta un sentimiento de cordura y humildad y no deja lugar al orgullo. ¿Es éste un pensamiento negativo? No, es un hecho. ¿Por qué darle la espalda? En este sentido, existe una igualdad total entre tú y todas las demás criaturas.

meditar1UNA DE LAS PRÁCTICAS ESPIRITUALES MÁS PODEROSAS es la de meditar profundamente en la mortalidad de las formas físicas, incluida la propia. A esto se le llama «morir antes de morir». Entra en esta práctica profundamente. Tu forma física se está disolviendo, deja de ser. Después llega un momento en que todas las formas mentales o pensamientos también mueren. Sin embargo, tú, la presencia divina que eres, sigues estando allí. Radiante, plenamente despierto.

Nada real ha muerto jamás; sólo los nombres, las formas y las ilusiones. En este nivel profundo, la compasión se convierte en sanación en su sentido más amplio. En ese estado, tu influencia sanadora no se basa fundamentalmente en el hacer, sino en el ser. Todas las personas con las que entres en contacto se sentirán tocadas por tu presencia y afectadas por la paz que emanas, seas consciente de ello o no.

Cuando estás plenamente presente y la gente que te rodea muestra una conducta inconsciente, no sientes la necesidad de reaccionar a ella porque no le concedes el carácter de realidad. Tu paz es tan profunda y vasta que cualquier cosa que no sea paz desaparece en su seno como si nunca hubiera existido. Esto rompe el ciclo kármico de acción y reacción.

Los animales, los árboles y las flores sentirán tu paz y responderán a ella. Enseñas mediante tu ser, demostrando la paz de Dios. Te conviertes en la «luz del mundo», una emanación de conciencia pura, y por tanto eliminas el sufrimiento de raíz. Eliminas la inconsciencia del mundo.

LA SABIDURÍA DE LA RENDICIÓN

La cualidad de tu conciencia en este momento es el principal determinante del tipo de futuro que experimentará s; por tanto, rendirte es la cosa más importante que puedes hacer para provocar un cambio positivo. Cualquier acción que emprendas es secundaria. Ninguna acción verdaderamente positiva puede surgir de un estado de conciencia que no sea de rendición.

Para algunas personas, la rendición puede tener una connotación negativa que implica derrota, renuncia, incapacidad de responder a las pruebas de la vida, letargo, etc. La verdadera rendición, no obstante, es algo totalmente diferente. No significa soportar pasivamente cualquier situación en la que te encuentres sin hacer nada al respecto. Tampoco significa dejar de hacer planes o de iniciar acciones positivas.

LA RENDICIÓN ES UNA SABIDURÍA SIMPLE pero profunda que implica ceder más que oponerse al flujo de la vida. El único lugar donde puedes experimentar el flujo de la vida es el ahora; por tanto, rendirse es aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas. Es renunciar a la resistencia interna a lo que es.

Resistirse internamente es decir «no» a lo que es mediante el juicio mental y la negatividad emocional. La resistencia suele agudizarse cuando las cosas «van mal», lo que significa que hay una distancia entre las demandas o rígidas expectativas de tu mente y lo que es. En esa brecha anida el dolor. Si has vivido lo suficiente, sabrás que las cosas «van mal» con bastante frecuencia. Es precisamente en esos momentos cuando tienes que rendirte si quieres eliminar el dolor y el sufrimiento de tu vida. La aceptación de lo que es te libera inmediatamente de tu identificación mental y vuelve a conectarte con el Ser. La resistencia es la mente.

La rendición es un fenómeno puramente interno, que no implica que en lo externo no puedas emprender acciones para cambiar la situación.

De hecho, para rendirte no tienes que aceptar la situación general, sino sólo el pequeño segmento llamado el ahora. Por ejemplo, si mientras vas conduciendo por el campo te quedas atascado en medio del barro, no dirás: «Vale, me resigno a quedarme atascado.» Resignación no es rendición.

NO TIENES POR QUÉ ACEPTAR UNA SITUACIÓN DE VIDA DESAGRADABLE O INDESEABLE. Tampoco tienes que engañarte y decirte que no tiene nada de malo. No. Reconoces plenamente que quieres salir de ella, y entonces limitas tu atención al momento presente sin ponerle ninguna etiqueta mental. Eso significa que no hay juicio sobre el ahora. Por tanto, no hay resistencia ni negatividad emocional. Aceptas el momento tal como es.

Después te pones en acción y haces todo lo posible por salir de la situación. Eso es lo que denomino acción positiva. Es mucho más eficaz que la acción negativa, surgida de la ira, de la desesperación o de la frustración. Hasta alcanzar el resultado deseado, continúas practicando la rendición negándote a etiquetar el ahora.

Permíteme una analogía visual para ilustrar el punto que estoy tratando de exponer. Vas caminando de noche por un sendero y estás rodeado por una densa niebla. Pero tienes una linterna muy potente que la atraviesa y crea un espacio estrecho y claro frente a ti. La niebla es tu situación de vida, que incluye el pasado y el futuro; la linterna es tu presencia consciente; el espacio claro es el ahora.

o-HAPPINESS-facebookSSS

La no-rendición endurece tu forma psicológica, el caparazón del ego, creando así una fuerte sensación de separación. El mundo que te rodea, y en particular la gente, pueden parecerte amenazantes. Surge una necesidad compulsiva inconsciente de destruir a los demás mediante juicios, y también la de competir y dominar. Hasta la naturaleza se convierte en tu enemigo, porque tus percepciones e interpretaciones están gobernadas por el miedo. La enfermedad mental que llamamos paranoia sólo es una forma un poco más aguda de este estado de conciencia, normal pero disfuncional. No sólo tu forma psicológica, sino también tu forma física, tu cuerpo, se endurece y se pone rígido a causa de la resistencia. Surge tensión en distintas partes del cuerpo y éste en su totalidad se contrae. El libre flujo de energías corporales, que es esencial para la salud, queda muy restringido.

El trabajo corporal y ciertos tipos de terapia física pueden ayudar a recuperar el flujo, pero, a menos que practiques la rendición en la vida cotidiana, esas terapias se limitan a aliviar los síntomas de forma pasajera, porque la causa de la tensión —el patrón de resistencia— no se ha disuelto. Hay algo dentro de ti que no es afectado por las circunstancias pasajeras que conforman tu situación de vida, y sólo la rendición te permite acceder a ello. Es tu vida, tu Ser mismo, que existe eternamente en el reino intemporal del presente.

logoreynamayaCUANDO TU SITUACIÓN DE VIDA TE RESULTA INSATISFACTORIA o incluso intolerable, sólo si empiezas por rendirte podrás romper el patrón de resistencia inconsciente que perpetúa esa situación. La rendición es perfectamente compatible con la acción, con iniciar cambios o alcanzar objetivos. Pero, en el estado de rendición, tu acción fluye desde una energía completamente diferente, de otra cualidad. La rendición te conecta con la fuente-energía del Ser, y tu hacer, imbuido de Ser, se convierte en una alegre celebración de la energía de vida, que te lleva más profundamente al ahora.

La no-resistencia realza enormemente la cualidad de tu conciencia y, por tanto, la cualidad de cualquier cosa que estés haciendo o creando. Entonces los resultados vendrán por sí mismos y reflejarán esa cualidad. A esto lo podríamos denominar «acción rendida».

1 2 3 4 5 6 7
Categorías
About Exponent

Exponent is a modern business theme, that lets you build stunning high performance websites using a fully visual interface. Start with any of the demos below or build one on your own.

Get Started
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
Contacto
×

Powered by WhatsApp Chat

×