Contacto

Atreverse o no

Por Reyna Amaya

Durante una buena parte de mi vida, me he dado a la ardua tarea de investigar cuál es el verdadero sentido de nuestra estancia en este planeta, para qué nos suceden las cosas, no tanto por qué; ya que he llegado a la conclusión de que el por qué nos convierte en víctimas y en cambio el para qué nos vuelve poderosos….y yo, al menos, prefiero ser poderosa /desde el amor/ en lugar de una víctima.

También he buscado (y creo que encontrado) el mayor obstáculo para el crecimiento del Ser- humano, que en mi opinión, es el MIEDO. A pesar de que el miedo es una emoción auténtica y que tal vez siempre estará en nuestra vida de alguna manera, yo pienso que la diferencia entre el cobarde y el valiente no es el sentir miedo o no, si no que el cobarde es paralizado por su miedo y en cambio el valiente, también siente miedo, pero lo usa, como energía que lo mueve a hacer lo que quiere hacer. ¡Pequeña gran diferencia en el uso de una misma emoción!

Hay una película maravillosa, que básicamente trata de la relación existente entre el hombre y el famoso miedo: VISA AL PARAISO, con Merryl Streep, (excelente actriz, por cierto) y un magnífico actor del cual no recuerdo el nombre en este momento. No es una película nueva, pero vale la pena buscarla en video y verla varias veces, para llegar a darse cuenta de las consecuencias del tan citado miedo, en la vida del ser humano y además, de una manera muy divertida y sin complicaciones.

AtrecerseOnoVionHace aproximadamente veinte años, tuve la oportunidad de estar presente en una conferencia de un viejito muy simpático, que decía que en la vida todos tenemos miedo, sólo que hay algunas personas que siempre ven las situaciones desde afuera y el miedo no los deja moverse y cuando llega su propio final, se preguntan que habría pasado “si yo hubiera”, pero ya es demasiado tarde y no hubieron jajaja (esta es una risa de Carolina, que también quiso participar) ; todo esto motivado por el temor de METER LA PATA, eso es lo que nos frena siempre: El miedo a meter la pata.

De pronto ya no sabemos que es mejor, si hacerlo o no; es algo que nos sucede una y otra vez y en eso nos podemos pasar la vida entera, y al final…..NADA. Él hacía una propuesta muy interesante, con la que estoy ampliamente de acuerdo: HAY QUE METER LA PATA! Total, si no te gusta, la puedes sacar y, si te encanta….. pues metes las dos y ya está!!!! Sabia manera de pensar!!! Yo estoy totalmente de acuerdo y desde ese día me he dedicado a METER LA PATA, si no me gusta, la saco y si me encanta FELIZ DE LA VIDA METO LAS DOS!!! Porque de ninguna manera quiero llegar a preguntarme al final de mi vida que habría pasado “Si yo hubiera”…A este respecto, otra de las cosas que nunca olvidaré y que me refuerza esta forma de sentir, es la respuesta de Edison cuando alguien le dijo -¿ y usted no se cansa de tanto fracaso? (Llevaba cerca de 7,000 intentos fallidos de inventar la electricidad) y él contestó – Se equivoca usted, han sido triunfos; he descubierto 7,000 maneras en las que no se genera la electricidad y cada vez estoy más cerca de cómo sí se produce la electricidad.

Moraleja: ¿qué pasaría en nuestras vidas si pudiésemos considerar que cada “error aparente” nos da cada vez más experiencia en lugar de ser un fracaso? La respuesta a esta pregunta es la tarea para hoy, en este eterno presente, en el que puedo elegir de nuevo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto
× Whatsapp